Lunes, Octubre 23, 2017

aula virtual

galeria

publicaciones

juegos

Formación Complementaria | Escuela Normal Superior "La Merced"

El docente en su rol de Investigador

Es factible que el docente cualifique su quehacer cotidiano y lo trascienda, teniendo en cuenta las herramientas que le proporciona la investigación, partiendo de lo elemental y lo que a diario sucede dentro del aula de clase a lo macro y general de una sociedad, de esta manera, el ambiente escolar deja de ser un espacio rutinario y aburridor, para convertirse en un espacio de aprendizaje y de exploración, donde el alumno como sujeto actúa para alcanzar un objeto, mismo que solo se define como la adquisición de conocimientos y saberes. Además, los factores investigativos deben apuntarle a la formación de personas capaces de esparcir lo que aprenden y aplicarlo socialmente, transformando e innovando, y obteniendo grandes y visibles repercusiones en la función educativa de la sociedad; de ahí la premisa que el ser humano es social por naturaleza y que necesita desarrollarse funcionalmente e íntegramente en comunidad, compartiendo intereses comunes y trabajando en conjunto por una mejor calidad de vida. Lo anterior, es lo que la escuela desde la investigación debe lograr, perfeccionar el individualismo para servirle al colectivismo.

Lo que constituye el saber docente son las certezas, las dudas, las inquietudes, las lecturas que hace de sus estudiantes, acciones que no son otra cosa que la reflexión a través de la investigación de la práctica pedagógica, elementos que le permiten preguntarse ¿cómo enseñar?, ¿a quién enseñar? Y ¿qué enseñar?, alejándose de conceptos teóricos ya establecidos y direccionando su trabajo a una dimensión más práctica de lo que cotidianamente sucede, puesto que las nociones matemáticas y generales de la academia son objetivas, es decir, ya están preestablecidas, no tienen posibilidad de cambio; mientras que el comportamiento del individuo y su actuar en la escuela es subjetivo y relativo, es cambiante y afecta directamente lo social y es ahí donde se convierte en un asunto para investigar permanentemente.

REALIZADO POR:Ana María Martínez Zabala. (Maestra en formación nivel 03. Programa de Formación Complementaria Fundación Escuela Normal Superior “La Merced”)

EPISTEMOLOGÍA Y EDUCACIÓN

El maestro del siglo XXI es un formador de ciudadanos, capaz de leer los contextos que le rodean y de responder a los retos de hoy; es un facilitador que domina su conocimiento y que a través de metodologías activas ofrece las herramientas necesarias para que los estudiantes comprendan el mundo y lo vean desde diferentes puntos de vista y aprendan a vivir con los demás y sean productivos.

La educación actual es consciente de las necesidades y de las exigencias que tienen en los procesos educativos conforme a su visión institucional. En esa medida todos los proyectos de mejoramiento de la calidad están encaminados a fortalecer las instituciones, los equipos de trabajo y liderazgo que contribuyan al desarrollo profesional, creando enormes resultados con profesionales comprometidos; por consiguiente la educación debe servir para eliminar barreras que impidan participar de los progresos de la humanidad, es estar con la plena seguridad de que hay maestros con excelentes capacidades y conscientes de su papel de su papel transformador y modernizante, proporcionando de manera adecuada las herramientas útiles y necesarias para asumir los desafíos que el mundo de hoy exigen, con el fin de enfrentar el desarrollo.

Por consiguiente el maestro que necesita Colombia hoy, es un maestro capaz de convertirse en un líder, en un mediador entre la comunidad y el conocimiento y que por lo tanto debe ser ejemplo ante sus alumnos y ante la sociedad de buen ciudadano; respetuoso de la ley, de amplias convicciones democráticas y dotado de actitud, conocimientos y pautas necesarias para superar cualquier esquema centrado en la educación dadora de información y de memorias, que permitan encaminar a los estudiantes a los nuevos modelos de competencias del desarrollo, partiendo del trabajo decidido y protagónico de cada maestro.

Leer más...

UNA RELACIÓN ESTRECHA ENTRE EL QUEHACER PEDAGÓGICO Y LA INVESTIGACIÓN

Actualmente en el país se trabaja para construir un punto de encuentro claro entre investigación y pedagogía, donde la iniciativa busca satisfacer la necesidad de intercambiar conceptos y contenidos y de esta manera poder trabajar conjuntamente en la labor educativa. Pero, ¿por qué se habla de investigación y pedagogía como un conjunto? Para poder entender primero hay que tratar de comprender estos dos referentes conceptuales.

La Investigación teóricamente se concibe como toda aquella actividad humana orientada a la obtención de nuevos conocimientos y su aplicación para la solución a problemas o interrogantes de carácter científicoteniendo como finalidad ampliar el conocimiento, sin perseguir en principio, ninguna aplicación práctica; mientras que la pedagogía epistemológicamente es definida como la ciencia que tiene como objeto de estudio la educación (en pocas palabras, «enseñar a los que enseñan»). Es una ciencia perteneciente al campo de las Ciencias Sociales y Humanas que se ocupa de la educación y la enseñanza en general.

Entonces si la investigación proporciona al ser humano la posibilidad de indagar y construir conocimiento científico ósea crítico de una realidad dada en un contexto social sea, familiar, académico, económico o emocional, y la pedagogía educa a la persona en cuanto al conocimiento de sí mismo y su entorno, se puede entonces afirmar que una no se puede dar sin la otra, pues si la investigación se queda en su principio fundamental que es indagar para obtener información teórica, será inútil y tendrá apoyarse en la pedagogía para hacerse práctica, pasa lo mismo con la pedagogía si se queda con los conocimientos ya establecidos y no se investiga, cuestiona, para renovar ideas, facilitar, calificar sus procesos y ampliar perspectivas, será estática, metódica y descontextualizada.

Leer más...

Escuela Normal Superior "La Merced"
Calle 19 No. 15 - 14
Telefono: 853 9625
Yarumal - Antioquia - Colombia